Los Sueños de Piedra

Otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca

Hay quienes le temen a las historias de aparecidos. Otra vuelta de tuerca, The turn of the screw, es una de esas historias. Allí miramos de nuevo la tensión que produce el encuentro entre lo real y lo imaginario. Críticos de todas las raleas han debatido infructuosamente acerca del grado de realidad que tiene la historia allí narrada, siendo que, casi ninguno, se atreve a decir que todo lo imaginario es real, pues la realidad es en buena medida imaginaria.

Los protagonistas

Los protagonistas

La historia contada por Henry James (1843-1916), hermano del famoso filósofo pragmatista pero dueño de una fama propia, transcurre en una gran casa de campo donde la protagonistaa narra la historia de su vivencia allí como institutriz de un par de niños aparentemente adorables. El estilo y la técnica empleada por James ha sido señalada como canónica entre los narradores de ficción y los críticos literarios, pues se le atribuye una trama compleja y un mantenimiento sostenido de la tensión. La intención de James en esta obra es la de ofrecer “una muestra de ingenio, fríamente calculada para atrapar a lectores difíciles (atrapar tontos-decía James- es lo menos divertido del mundo), con el fin de hacerles percibir, pensar el Mal”.

Si debiera medir los méritos de cada una de mis obras por la cantidad de ecs e interpretaciones que fueron capaces de provocar, laspalmas se las llevaría, holgadamente, Otra vuelta de tuerca

Adaptación teatral

Adaptación teatral

A diferencia de las megaproducciones hollywoodenses, en esta narración el Misterio apenas puede sondearse, nunca puede resolverse. La trama misteriosa no es un adherido a la realidad que se nota artificioso (y aburrido en los más de los casos) sino una parte que emerge silenciosamente de la realidad y está en todo mimetizada con ella, confundida con ella. Por ello no hace falta recurrir a asombrar al espectador excitando sus sentidos de forma exagerada con cambios abruptos de escenas, de iluminación y de sonido; en Otra vuelta de tuerca todo transcurre con parsimonia, la narración es calmada, pero la tensión engulle, el silencio hechiza…

Allí volví a descubrir la sensación (porque ya la había sentido una y otra vez) de como mi equilibrio dependía del éxito de mi rígida voluntad, la voluntad de cerrar mis ojos con la mayor fuerza posible a la verdad de que aquello con que tenía que vérmelas era algo repulsivamente antinatural. La única forma de salir adelante consistía en llamar a la “naturaleza” a mi lado, y contando con su ayuda, tratar a mi monstruosa ordalía como a un desvío en una dirección inusual  y desagradable, desde luego, pero cuyo combate sólo exigía, después de todo, otra vuelta de tuerca de la virtud humana ordinaria.

Para cerrar comparto dos más de las interpretaciones que se han hecho de esta obra de James, que van desde el más rampante psicoanálisis hasta el más duro naturalismo. Pero esta vez en clave gráfica, primero, y sonora, después:

Directo del blog del artista gráfico español Miguel Navia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Video de la cantante inglesa Kate Bush

Say good night-night
I tuck him in tight.
But things are not right.

What is this? An infant kiss
That sends my body tingling?

I’ve never fallen for
A little boy before.
No control.

Just a kid and just at school.
Back home they’d call me dirty.
His little hand is on my heart.
He’s got me where it hurts me.
Knock, knock. Who’s there in this baby?
You know how to work me.

All my barriers are going.
It’s starting to show.
Let go. Let go. Let go.

I cannot sit and let
Something happen I’ll regret.
Ooh, he scares me!

There’s a man behind those eyes.
I catch him when I’m bending.

Ooh, how he frightens me
When they whisper privately.
(“Don’t Let Go!”)
Windy-wailey blows me.

Words of caress on their lips
That speak of adult love.

I want to smack but I hold back.
I only want to touch.

But I must stay and find a way
To stop before it gets too much!

All my barriers are going.
It’s starting to show.
Let go. Let go. Let go.
(Don’t let go!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 11, 2013 por en Arte, Literatura, Música y etiquetada con , , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 52 seguidores

Estadísticas del sitio

  • 25,857 visitas

Temas

Woodbine

An experimental hub in Ridgewood, Queens for developing the skills, practices, and tools for building autonomy in the Anthropocene.

Modern Clicks

La web de Carlos A. Scolari (@cscolari)

Angelus Novus

Über den Engel der Geschichte und mehr

Elsye Suquilanda

writer, film maker, performance artist

Fractal Ontology

refracting theory: politics, cybernetics, philosophy

participatory sense-making

the enactive approach to intersubjectivity

Stephanie Newman

Stephanie Newman

The Catjects Project

"Jeder soziale Kontakt wird als System begriffen." (Niklas Luhmann)

A %d blogueros les gusta esto: