Los Sueños de Piedra

Misterio y literatura

Un encuentro de inestimables consecuencias entre quién sabe cuántos personajes y quién sabe cuántos lectores podría ocurrir . El caso, de ribetes misteriosos y literarios, tiene que ver con  Kafka, pero inmediatamente nos remite a Fiodor Mihailovic Dostoievski. Dos autores harto disímiles pero que parecen, a pesar de todo, compartir algo. Kafka, imprevisiblemente, atrae la atención de cinco críticos europeos de la segunda mitad del siglo XX, incluida Marthe Robert, una crítica francesa dedicada a la germanística (con una casual historia personal con la I Guerra Mundial). Luego la cosa se complica por que uno de esos críticos invita a un pintor griego de fines del Renacimiento, el cual ¿casualmente? comparte el misterio de Kafka. Por otro lado, como si con eso no fuese suficiente, están invitados también Gustave Mahler y Klaus Mann, músico checo y escritor alemán. Ahí son invitados a su vez dos personajes más: Thommas Mann (padre de Klaus) e,  indirectamente, Hitler.

La recolección inicial de las siguientes citas le corresponde al siguiente artículo de la revista La Máquina del Tiempo.

 

I

 “Como el Greco, Kafka abre con cada gesto el cielo, pero también como en el Greco —que era el santo patrono de los expresionistas—, el elemento decisivo, el centro de la cuestión sigue siendo en él el gesto… Kafka quería contarse entre los hombres comunes. El límite de la comprensión se le planteaba a cada paso que intentaba dar. Y ama presentárselo también a otros. A menudo, parece no lejos de decir, con el Gran Inquisidor de Dostoievski: «Pero si es así, hay aquí un misterio y nosotros no podemos comprenderlo. Y si hay un misterio, nosotros tenemos el derecho de predicar el misterio y de enseñar a los hombres que lo que importa no es la libre decisión de sus corazones, no es el amor sino el misterio, al que están obligados a someterse ciegamente y por lo tanto independientemente de su conciencia»”. 

Walter Benjamin 1 2 

II

“La actitud de Kafka ante la autoridad del padre no tiene más sentido que el de la autoridad general que se desprende de la actividad eficaz. Aparentemente, la actividad eficaz elevada al rigor de un sistema fundado en la razón, como en el comunismo, es la solución a todos los problemas, pero no puede ni condenar absolutamente, ni tolerar en la práctica la actitud propiamente soberana… Esta dificultad es grande para un partido que sólo respeta la razón, que no advierte nada en los valores irracionales, en donde la vida lujosa, inútil, y el infantilismo se iluminan… La única actitud soberana admitida en el cuadro del comunismo es la del niño, pero en cuanto es una forma menor. Es concedida a los niños que no pueden elevarse a la seriedad de los adultos. El adulto, si da un sentido mayor al infantilismo, si ejerce la literatura con el sentimiento de alcanzar el valor soberano, no tiene sitio en la sociedad comunista. En un mundo del que está expulsada la individualidad burguesa, y el humor inexplicable y pueril del adulto, Kafka no puede ser defendido. El comunismo es en principio, la negación plena, lo contrario de la significación de Kafka”.

Georges Bataille 

III

“Klaus Mann ha llamado la atención sobre las analogías existentes entre el mundo de Kafka y el Tercer Reich. La alusión política es, en verdad, totalmente ajena a su obra… pero, en todo caso, el contenido de esa obra apunta más al nacionalsocialismo que al oculto dominio de Dios… Igual que su compatriota Gustav Mahler, Kafka se pasa a los desertores. En lugar de la dignidad del hombre, supremo concepto burgués, aparece en él la salvadora meditación y recuerdo de la semejanza con el animal, semejanza de la que se nutre todo un estrato de su narrativa… Kafka no glorifica el mundo sometiéndose a él, sino que resiste a él mediante la no-violencia. Ante ésta, el poder debe confesar ser lo que es; en esto se basa Kafka”.

T. W. Adorno 1

IV

“La alegoría, el símbolo, la ficción mítica, que tienen un extraordinario desarrollo en su obra, resultan indispensables para Kafka debido a la índole de su meditación. Esta oscila entre los dos polos de la soledad y la ley, del silencio y la palabra común. No puede alcanzar a ninguno de los dos polos y es también una tentativa por salir de la oscilación. Su pensamiento no puede encontrar reposo en lo general, pero en la medida en que se lamenta a menudo de su locura y de su aislamiento, ya no es la soledad absoluta, puesto que habla de esta soledad; ya no es el sinsentido, puesto que su sentido está en ese sinsentido; ya no está fuera de la ley, puesto que su ley es ese extrañamiento que lo reconcilia… Sus textos reflejan el malestar de una lectura que quiere conservar a la vez el enigma y la solución, el equívoco y la expresión de ese equívoco, la posibilidad de leer en la imposibilidad de interpretar esta lectura”.

Maurice Blanchot

V

“El sistema alusivo de Kafka funciona como un signo inmenso que se pusiera a interrogar a otros signos. Ahora bien, el ejercicio de un sistema significante… conoce una única exigencia, es decir, la propia exigencia estética: el rigor. … He ahí una respuesta de Kafka a todo lo que se investiga actualmente en torno a la novela: que finalmente es la precisión de una escritura (precisión estructura), desde luego, y no retórica; no se trata de «escribir bien») la que compromete al escritor en el mundo… La literatura es posible, porque el mundo no está hecho”.

Roland Barthes

VI

“KAFKA no es uno de esos poetas antiguos cuyo canto respondía la las necesidades y a las aspiraciones de todo un pueblo: es un escritor de hoy día, aislado, en medio de un mundo en el cual hace mucho que la literatura no tiene una función definida, y por consiguiente sin responsabilidad ni misión, libre por su misma inutilidad”.

Marthe Robert

Para cerrar, agregamos unas imágenes  de El Greco y una pista de Mahler, autores que por cierto no figuran en esta galería de pintores.


“Retrato de un caballero anciano”, considerado autorretrato (1595–1600)

“La purificación del templo”

“El entierro del Conde de Orgaz” Detalle

11 comentarios el “Misterio y literatura

  1. Florentino A.
    noviembre 1, 2012

    “…en medio de un mundo en el cual hace mucho que la literatura no tiene una función definida, y por consiguiente sin responsabilidad ni misión, libre por su misma inutilidad”. Esta cita me parece que puede aportar a la discusión que hemos estado teniendo sobre el arte. ¿Será que alguna vez la literatura tuvo una función definida?

    • Eta Carinae
      noviembre 14, 2012

      Me parece que la misma autora de ese comentario señala, líneas atrás, su posición al respecto (“KAFKA no es uno de esos poetas antiguos cuyo canto respondía la las necesidades y a las aspiraciones de todo un pueblo”).
      Por otro lado, me parece interesante plantearse el arte a partir de la carencia o la necesidad de una función (sea ésta social, expresiva, de catarsis, de liberación, etc.). En mi opinión, la libertad del arte reside en su momento creativo, en su resolución técnica de problemas estéticos (allí también reside su responsabilidad).

  2. lisistrata000
    noviembre 12, 2012

    Creo que la literatura si ha tenido funciones definidas durante la historia. Los movimientos del arte social o del arte burgués por ejemplo.

    deja

    • Eta Carinae
      noviembre 14, 2012

      Podrían citarse ejemplos complicados para aclarar el tema de la función del arte: a)Los cronistas de indias, ¿hacían literatura?. b) El realismo socialista, ¿era arte?. c)El surrealismo, ¿tenía metas?.
      Tampoco debemos dejar de considerar la discusión en torno a la formas históricas que el arte asume. Épica en la antigüedad, Novela en la modernidad, por ejemplo.
      Saludos

  3. AbaoAqu
    noviembre 12, 2012

    “se ha establecido que todas las obras son obra de un solo autor, que es intemporal y es anónimo” cuenta Borges en una de sus ficciones aunque bien podría ser una cita sobre Kafka.
    Si pensamos la idea de Barthes de que “La literatura es posible, porque el mundo no está hecho” como si fuese una idea extraída de uno de los ensayos-ficción de Borges, podemos decir que la función de la literatura es justamente crear el mundo, o quizás más aún, que ese mundo existe sólo en la memoria de sus lectores.

    • Eta Carinae
      noviembre 14, 2012

      Indudablemente el arte crea Mundo. ¿Cuántas realidades abrió, por ejemplo, el Quijote? Sin embargo, me parece que no está en una posición de productor monopólico del Mundo; más bien sus posibilidades son parte (pequeña, considerándolo cuantitativamente) de un aparentemente infinito torrente de Mundos que se producen en cada actividad humana. De todos modos, me parece que existe una historia paralela de la literatura (con una subjetividad, posibilidades negadas, y una existencia concreta en medio de muchas posibilidades), la cual es evidentemente literaria.

      • AbaoAqu
        noviembre 14, 2012

        Creo que lo de un solo autor no se refiere en lo absoluto a un productor monopólico exterior sino justamente al infinito que despliega cada autor mostrando así que el infinito nos contiene.

  4. Mithrandir
    noviembre 13, 2012

    “La esencia del arte consistiría en pasar
    del lenguaje a lo indecible que se dice, en hacer visible por medio de la obra la oscuridad de lo
    elemental…”
    Emmanuel Lévinas

    Partiendo de este fragmento del post : “Y ama presentárselo también a otros. A menudo, parece no lejos de decir, con el Gran Inquisidor de Dostoievski: «Pero si es así, hay aquí un misterio y nosotros no podemos comprenderlo. Y si hay un misterio, nosotros tenemos el derecho de predicar el misterio y de enseñar a los hombres que lo que importa no es la libre decisión de sus corazones, no es el amor sino el misterio, al que están obligados a someterse ciegamente y por lo tanto independientemente de su conciencia»”.” creo podemos acércanos a una noción del arte no como expresión sino como ejecución de un ocultamiento, como Emmanuelle Levinas lo veía: “el arte;… el acontecimiento mismo del oscurecimiento, una caída en la noche, una invasión de la sombra.”
    El arte se sitúa en el campo que se abre en la imposibilidad de la expresión, mientras no sea posible la expresión el arte es posible, se mueve en forma de una constante e infinita imposibilidad revisitada. Entonces queda siempre varado y abierto en su propia incapacidad de llevarse a cabo, susceptible de ser puesto en juego al servicio del mercado de los bienes simbólicos, en el que la distinción, la industria cultural y la propaganda (puro utilitarismo) lo ejecutan para sus fines; por un lado el reconocimiento diferenciado y el valor mercantil, y por otro el ampliar el ámbito de influencia directa/mecánica sobre los individuos.

    “Podemos en nuestra relación con el mundo, separarnos del mundo.” Emmanuelle Levinas
    Es el ámbito donde se vuelve más consciente la arbitrariedad histórico/cognitiva de la relación sujeto-objeto, esto no implica su resolución sino una irrupción de su paradójica realidad, pues donde el objeto se pone en duda y se vuelven difusos sus límites, también la identidad del sujeto se pone en duda, la apertura se da en forma de disolución y la revelación en forma de oscurecimiento.

    Su forma de operar es la irrupción, y no solo en la realidad de la que refleja un otro lado no más allá: su sombra, sino también para el artista; para el que su propia obra de arte no se presenta como terminada y descubierta, pues en ella el artista busca algo más que a si mismo, en palabras de Maurice Blanchot refiriéndose a Paul Cézanne como artista “Antes que a sí mismo el secreto que busca se refiere al cuadro, y éste, con toda seguridad, no tendría ningún interés para Cézanne si le hablase sólo de Cézanne, y no de la pintura, de la esencia de la pintura a la que le resulta inaccesible acercarse.” De esta forma el arte implicaría una irrupción y una ruptura también en el artista, que se enfrenta a la totalidad de su sociedad en si mismo separándose de ella y de sí mismo, el arte se hace posible en ese limite donde no es posible la expresión pero donde su búsqueda es más asfixiante. Es sobre su obra donde el artista menos dominio tiene, donde más extraño es, donde es en realidad un extranjero. Cuando inicia una forma particular se entrega a ella y si bien la elección de la forma aparece bajo la trama de la libertad, conforme avanza el tiempo la obra la forma misma da una dinámica propia a la obra llevando a una relación en la que el artista tiene cada vez menos libertad, donde se le hace presente la consciencia de que en su obra no reposan solo sus deseos, su voluntad y sus ideas plasmadas, sino un llamado múltiple. Por un lado del Todo de su tiempo, y por otro del “pasado siempre cumplido de las ruinas” y la “incomprensible extrañeza” del origen, que lo remiten al pasado que se rebela indefinidamente inacabado, en palabras de William Faulkner “El pasado no está muerto ni enterrado. De hecho, ni siquiera es pasado.”

    El arte sería un viaje extraño pues al mismo tiempo emprende una búsqueda del centro mismo del misterio, inaccesible e incognoscible, y está enraizado en las estructuras sociales moviéndose con las dinámicas de todo poder. El arte es el paso anterior a la llegada al lugar donde no se puede estar, pero al que hay que llegar, en palabras de Kafka “A partir de cierto punto en adelante no hay retorno. Es el punto que hay que alcanzar”.

    “no tanto en el río en el que es imposible bañarse
    dos veces, sino en la versión que del mismo ofrece el Crátilo: un río en el que es imposible bañarse
    ni siquiera una sola vez”
    Emmanuel Lévinas

  5. Eta Carinae
    noviembre 18, 2012

    A propósito de esto “El arte se sitúa en el campo que se abre en la imposibilidad de la expresión, mientras no sea posible la expresión el arte es posible, se mueve en forma de una constante e infinita imposibilidad revisitada.”, recordé una noche en una terraza, donde se forjó la siguiente idea: “El arte es un quiebre en el lenguaje, es el lenguaje roto”.
    También quiero rescatar el contenido de la siguiente expresión: “el límite de la comprensión se le presentaba a cada paso que intentaba dar” (se refiere a Kafka) al ponerla en relación con esta otra: “el arte se hace posible en ese limite donde no es posible la expresión pero donde su búsqueda es más asfixiante. Es sobre su obra donde el artista menos dominio tiene, donde más extraño es, donde es en realidad un extranjero.”
    Por último, quiero plantear la efímera definición del arte como una resolución técnica de un problema contenido en el mundo pero revelado por el artista. Los ejemplos para esta idea son: a) el caso más concreto y explícito, el del David de Miguel Ángel, que tiene la postura que tiene (resolución técnica) determinado por una falla o quebradura en el material de trabajo (problema del Mundo). b) Klee, mucho más implícito y abstracto, diciendo que “el arte no reproduce lo visible; hace visible”. c) “No hay espacio más ancho que el dolor, no hay universo como aquél que sangra.” (En este último caso las palabras empleadas, esas y no otras, son pinceladas o brochazos. Aquello que quiere decirse se resuelve decirlo de una forma, y tal forma, es el contenido de ese arte en particular).

  6. Pingback: Un hilo dorado en el abismo | Los Sueños de Piedra

  7. Pingback: Otra vuelta de tuerca | Los Sueños de Piedra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 31, 2012 por en Arte, Filosofía, Literatura, Música y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 52 seguidores

Estadísticas del sitio

  • 25,857 visitas

Temas

Woodbine

An experimental hub in Ridgewood, Queens for developing the skills, practices, and tools for building autonomy in the Anthropocene.

Modern Clicks

La web de Carlos A. Scolari (@cscolari)

Angelus Novus

Über den Engel der Geschichte und mehr

Elsye Suquilanda

writer, film maker, performance artist

Fractal Ontology

refracting theory: politics, cybernetics, philosophy

participatory sense-making

the enactive approach to intersubjectivity

Stephanie Newman

Stephanie Newman

The Catjects Project

"Jeder soziale Kontakt wird als System begriffen." (Niklas Luhmann)

A %d blogueros les gusta esto: