Los Sueños de Piedra

129 años con Franz Kafka

“La verdad es indivisible; no puede reconocerse a sí misma;

quien quiera reconocerla, debe ser mentira.”

Hace 87 años y un mes, Max Brod debía quemar los manuscritos de su amigo Franz Kafka, quien murió el 3 de junio de 1924, cuarenta años y once meses después de su nacimiento en Praga: ayer se cumplieron 129 años del nacimiento de Franz Kafka,   en Praga, en el seno de una familia de comerciantes de la minoría judía de lengua alemana. A los 23 años de edad, Kafka obtuvo el título de Doctor en Derecho y comenzó a trabajar como empleado en varias compañías de seguros, actividad que alternó con la lectura de quienes fueron sus más grandes influencias literarias, como Ibsen, Spinoza, Nietzsche, Kierkegaard, Flaubert, Hebbel y Stifter.

Su albacea,  evidentemente no cumplió la última voluntad de Kafka, pero tras la publicación serían los nazis quienes iniciarían las hogueras contra una obra rica, ecléctica y original, que cambió la literatura universal e influenció a la postre en narradores suramericanos como Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, entre otros.

La Metamorfosis (1915), El Proceso (1915), Carta al padre (1919), entre otras, son famosas obras recogidas de entre las cenizas. En Francia se rescataron algunos libros, se guardaron y se divulgaron cuando la guerra terminó. Kafka es también un sobreviviente del horror de la guerra.

La Metaforfosis (Die Verwandlung, en su título original en alemán), es una de sus obras más representativas. Fue publicada en 1915 y narra la historia de Gregorio Samsa, un comerciante de telas que vive con su familia a la que él mantiene con su sueldo, y quien un día amanece convertido en una cucaracha.

  La existencia de Kafka, se vio dominada por la autoridad paterna y afectada, siendo aún niño, por el fallecimiento de 2 de sus hermanos. Su inestable salud segó su vida a los 40 años de edad y lo “libró” de ser deportado a los campos de exterminio como lo fueron sus hermanas, víctimas del Holocausto.


  Durante su corta vida, Kafka fue poco conocido como escritor, pues la mayor parte de su obra literaria fue publicada después de su muerte, gracias al escritor checoslovaco Max Brod, amigo personal y biógrafo suyo. Franz Kafka murió en el sanatorio de Kierling, cerca de Viena, Austria, el 3 de junio de 1924 por problemas de salud derivados de la tuberculosis que padecía, tenía 40 años.

 

   Es considerado como uno de los escritores que más ha transformado la conciencia literaria en el último siglo.  Este  arisco y lacónico escritor de origen judío  se ha ganado como nadie acuñar en la mente popular un adjetivo derivado de su nombre: lo “kafkiano”,  usado para describir, paradójicamente, una sensación casi indescriptible, que raya en lo absurdo y en lo perturbador pero que parece también aludir a una sentido metáfisico oculto, del cual nuestras vidas son una apesadumbrada alegoría.

Un pequeño relato:
El paseo repentino
Cuando por la noche uno parece haberse decidido terminantemente a quedarse en casa; se ha puesto una bata; después de la cena se ha sentado a la mesa iluminada, dispuesto a hacer aquel trabajo o a jugar aquel juego luego de terminado el cual habitualmente uno se va a dormir; cuando afuera el tiempo es tan malo que lo más natural es quedarse en casa; cuando uno ya ha pasado tan largo rato sentado tranquilo a la mesa que irse provocaría el asombro de todos; cuando ya la escalera está oscura y la puerta de calle trancada; y cuando entonces uno, a pesar de todo esto, presa de una repentina desazón, se cambia la bata; aparece en seguida vestido de calle; explica que tiene que salir, y además lo hace después de despedirse rápidamente; cuando uno cree haber dado a entender mayor o menor disgusto de acuerdo con la celeridad con que ha cerrado la casa dando un portazo; cuando en la calle uno se reencuentra, dueño de miembros que responden con una especial movilidad a esta libertad ya inesperada que uno les ha conseguido; cuando mediante esta sola decisión uno siente concentrada en sí toda la capacidad determinativa; cuando uno, otorgando al hecho una mayor importancia que la habitual, se da cuenta de que tiene más fuerza para provocar y soportar el más rápido cambio que necesidad de hacerlo, y cuando uno va así corriendo por las largas calles, entonces uno, por esa noche, se ha separado completamente de su familia, que se va escurriendo hacia la insustancialidad, mientras uno, completamente denso, negro de tan preciso, golpeándose los muslos por detrás, se yergue en su verdadera estatura.

Todo esto se intensifica aún más si a estas altas horas de la noche uno se dirige a casa de un amigo para saber cómo le va.

La Metamorfosis del señor Samsa

“La literatura es siempre una

expedición a la verdad”

4 comentarios el “129 años con Franz Kafka

  1. ¡Odumodneurtse!
    julio 4, 2012

    Me gustó mucho el relato, también la animación acerca de la Metamorfosis.
    Recientemente pude leer el Proceso, se revela la capacidad de Kafka para camuflar en situaciones aparentemente triviales, todo un poderoso simbolismo y una aproximación a lo de tono metafísico en los resquicios de la realidad (que también forman parte de ella, es la maestría de Kafka). A propósito, flota por ahí la idea de hacer un juego de cortos prólogos.

  2. Florentino A.
    julio 4, 2012

    Muy buen relato! Siempre he tenido el deseo no expresado de introducirme seriamente en la obra de Kafka, no lo he hecho… se han inmiscuido otros libros, otras ocupaciones, otras preocupaciones… pero lo haré pronto y me gustaría hacerlo acompañado… ahí dejo la invitación para mis amigos bloggeros…

    • Mithrandir
      julio 11, 2012

      yo me apunto…

  3. Pingback: ¿Es una obra de arte mejor que otra? | Los Sueños de Piedra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en julio 4, 2012 por en Literatura y etiquetada con , , , , , , , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 52 seguidores

Estadísticas del sitio

  • 25,857 visitas

Temas

Woodbine

An experimental hub in Ridgewood, Queens for developing the skills, practices, and tools for building autonomy in the Anthropocene.

Modern Clicks

La web de Carlos A. Scolari (@cscolari)

Angelus Novus

Über den Engel der Geschichte und mehr

Elsye Suquilanda

writer, film maker, performance artist

Fractal Ontology

refracting theory: politics, cybernetics, philosophy

participatory sense-making

the enactive approach to intersubjectivity

Stephanie Newman

Stephanie Newman

The Catjects Project

"Jeder soziale Kontakt wird als System begriffen." (Niklas Luhmann)

A %d blogueros les gusta esto: